¿Cómo debe dormir un bebé para evitar la muerte súbita?

Por internet se pueden ver imágenes de bebés durmiendo plácidamente, que paz que dan ¿no?. Pues no, para los expertos, no son posturas muy sanas ni recomendadas para un bebé recién nacido. Son posturas peligrosas y debes aprender a colocar a tu bebé de forma segura.

También te puede interesar: ¿Qué necesita un recién nacido?

Índice
  1. La mejor Guía para el cuidado de un bebé recién nacido
  2. ¿Cómo poner a dormir un bebé recién nacido?

La mejor Guía para el cuidado de un bebé recién nacido

Sin duda, el libro más recomendado para padres primerizos es el de la Dra. Lucía Galán. En el vas a encontrar todas las dolencias, síntomas, posturas y las causas de por qué puede estar llorando tu bebé. Es el libro más vendido en Amazon de este género.

¿Cómo poner a dormir un bebé recién nacido?

La seguridad a la hora de acostar a un bebé es muy importante por que existe algo que se llama "síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)" y es tan horrible como suena.

Este síndrome puede aparecer en bebes menores de un año, que son aparentemente sanos y que no se encuentran causas claras que lo puedan provocar. La mayoría de los casos ocurre entre la media noche y las nueve de la mañana (durante el sueño). A día de hoy se desconoce por qué se da este suceso, pero si se sabe que hay una serie de factores que pueden potenciar o provocar un aumento del riesgo. Es obligatorio que todos los padres de recién nacidos lo conozcan.

  • El bebé debe dormir boca arriba. Desde que se probó este estudio, las muertes se han reducido en un 50%. Dormir boca abajo aumenta de forma importante el riesgo de síndrome de muerte súbita del niño/niña. Dormir de lado también aumenta el riesgo pero no tanto. Esta medida sirve incluso si tiene reflujo gastroessofágico, bonitos o glopadas.
  • La lactancia materna a demanda tiene innumerables ventajas y una de ellas es que protege frente al síndrome de muerte repentina.
  • Evita el humo de tabaco en las estancias donde duerman los niños.
  • El colchón debe ser firme, que mantenga la forma.
  • Evita accesorios sueltos en la cama del bebé que pueda causar asfixia. (chichoneras, cojines antivuelco, peluches, cojines...)
  • Evitar que la cabeza del bebé pueda quedar cubierta.
  • La cabeza del bebé debe quedar en medio de la cama o cuna. No en la parte alta que le toque la cabeza a los laterales.
  • Evitar arropamiento excesivo.
  • Mantener la temperatura de la habitación entre 20ºC y 22ºC.
  • Se puede utilizar el aire acondicionado pero que no le de el chorro directo al crio.
  • Se recomienda el chupete hasta el año como factor de protección contra el SMSL.

Los seguros de vida y médicos son muy recomendables para la familia. Así evitaras colas en urgencias de la seguridad social. Puedes contratar un seguro familiar como el de DKV, Mapfre, sanitas... etc.

Aquí tienes un listado de entradas que te pueden interesar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir